fbpx

< Anterior          Todos          Siguiente >

¿Y tú, eres siempre el mismo? Soy, un álbum de Caroline Dall’Ava

12 de julio de 2021

Soy es un libro para niñas y niños pequeños. Con recortes circulares en las páginas, presenta una docena de personajes en diferentes aspectos de sus “vidas”.

El libro consta de una pareja de ilustraciones: la primera está perforada con un círculo a través del cual aparece la cara del personaje de la página siguiente. Entonces este personaje es “esto” en esta situación y al pasar la página se descubre otra parte de su “identidad” según la nueva situación.

Ilustración de Caroline Dall’Ava para Soy

Soy presenta una variedad de personajes familiares mostrando que cada persona puede ser varias cosas al mismo tiempo dependiendo de las situaciones en las que se encuentren. Es una forma de aprender que las personas tienen diferentes lados, de una manera muy sencilla.

Caroline Dall’Ava cuenta que concibió la idea mientras impartía un taller con preescolares. Al estar compartiendo alguna de sus ilustraciones, una pequeña la interrumpió haciendo una pregunta: “¿eres una mamá?”. Tras responder que no, entonces quiso averiguar qué sí era: una hermana, una adolescente, una adulta. Le sorprendió el deseo de los más pequeños cuando quieren averiguar a qué corresponden las personas según los vínculos que conocen. Así fue que pensó en un libro donde se expusieran las distintas formas de ser y relacionarse que puede tener una misma persona.

Al terminar el taller, Caroline se volcó a preparar el libro. De la noche a la mañana tenia tres cuartas partes de los personajes ya elegidos. Comenzó presentando a una mamá, luego a un papá, a los abuelos y comenzó a agregar a otros personajes cotidianos como la maestra o el chofer de autobús. Incluso optó por presentar a un par de animales que también tienen algo que contar  sobre sus formas de ser.

El libro fue realizado durante la primera fase del confinamiento en Francia por lo que la autora todavía no ha podido probarlo con grupos de niños y niñas pues no se han retomado las visitas de autores e ilustradores a los colegios. La autora considera que también es un libro apropiado para los bebés quienes podrán deleitarse con los cambios de posición que toma el personaje de una página a otra.